La biomasa es un recurso renovable ya que su obtención proviene de una fuente natural de energía, el sol. Las plantas eléctricas que operan con biomasa no generan gases de efecto invernadero debido a que tienen un ciclo cerrado de dióxido de carbono. Existen emisiones de CO2 en la cosecha de biomasa, en la confección del silo de maíz, en el motogenerador, en la distribución del biofertilizante y en la antorcha de emergencia. Dichas emisiones son reabsorbidas con el crecimiento de la biomasa, en este caso el maíz, mediante el proceso de fotosíntesis.

medioambiente

Agricultura circular

agricultura circular
El digestato obtenido como subproducto es fuente de nutrientes como nitrógeno (N), potasio (K) y fósforo (P), y hormonas vegetales. Éstos, utilizados como riego en los mismos campos de donde se extrajo el maíz, permiten devolver los nutrientes al suelo, mejorando el intercambio catiónico en el mismo, ampliando la disponibilidad de nutrientes, ayudando a mantener la humedad del suelo y la creación de un microclima para las plantas. Es por esto que se dice que el proceso posee un Ciclo cerrado de Nutrientes.

Tendencia mundial

Año tras año se consolida más la tendencia a exigir mayores compromisos con el medio ambiente, que contribuyan en la disminución de los gases de efecto invernadero.

En este sentido se encuentra la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que permite reforzar la conciencia pública, a escala mundial, de los problemas relacionados con el cambio climático. Un tratado adicional, con medidas más enérgicas, es el Protocolo de Kioto, mediante el cual los países adherentes se comprometen a reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero. Este tratado propone los llamados “bonos de carbono”, que son un mecanismo internacional de descontaminación que permite mitigar la generación de gases de efecto invernadero, beneficiando a las empresas que no emiten o disminuyen la emisión y multando a las que emiten más de lo permitido. La CMNUCC organiza conferencias anuales desde 1995 con la meta de preparar nuevos objetivos, para el protocolo de Kioto.

Datos interesantes

  • En Europa, la producción de electricidad a partir de biogás aumentó entre 2010 y 2011 un 18,2 por ciento, y en 2011 alcanzó un total de 35,9 TWh. Los mayores productores de electricidad a partir de biogás de Europa son nuevamente Alemania, el Reino Unido, Italia, Francia y los Países Bajos. Biogás en español.
  • En 2012 las energías renovables cubren apenas el 12,9% de la generación mundial. La ONU espera que para el 2050 este porcentaje llegue al 80%. Diario el Universo.
  • En 2010, la energía proveniente de fuentes renovables suministró 16.7% del consumo final de energía. REN21. 2012. Renewables 2012 Global Status Report.
  • A escala mundial, los hidrocarburos aportan más de la mitad de la energía primaria consumida. En particular, el 32% del consumo energético primario global proviene del petróleo, siendo así la fuente energética más utilizada. Agencia internacional de la energía (WEO 2013)
  • Frankfurt actualiza su huella de carbono anualmente, con una meta de reducir un 100% las emisiones de carbono para el 2050. Planeta Vivo.